miércoles, 22 de octubre de 2008

Una defensa quizá inútil

Como algunos sabrán, yo soy (era) un empleado de la Superintendencia de AFJP. Este post no tiene otro objetivo que anunciar que en cuanto lo tengamos, publicaremos por todos los medios posibles un documento objetivo y técnico mostrando la enorme cantidad de falacias que argumentan CFK y sus cómplices para robarle la plata a los aportantes al sistema de capitalización.
Como bien me dijo un compañero de trabajo hoy, muchas veces se habla de fondos de las AFJP para hacerlo corto y rápido, cuando en realidad deberíamos hablar de fondos de los afiliados manejados por las AFJP .
No pondré por lo tanto ningún comentario sobre estos puntos en este post, solo quiero remarcar que este es, además, otro ataque a la libertad de elección de un gobierno totalitarista. Si el año pasado se decidió que se pudiera elegir (buena idea, aunque claramente también orientada a generar caja porque se hacía que los indecisos pasaran a reparto, y los indecisos son alrededor del 90%) porque ahora se elimina esa posibilidad? Yo y vos, que conocemos los riesgos de una AFJP, que entendemos que no es una jubilación cierta (la del Estado es cierta????) porque no podemos quedarnos con nuestra AFJP? Porque no puedo aportar donde yo quiero? Ya suficiente me roban con los aportes del sueldo como para encima no poder elegir adonde van.
Si, ya se, dirán que el último argumento es simplista (sale un poco de la bronca de ver el recibo de sueldo todos los meses). Es verdad que por suerte ahora se puede redigir aportes a una prepaga, en lugar de tener que bancarse una obra social que no vas a usar. Muy bueno. Y reconozco que hay aportes que si estuvieramos detras de un velo rawlsiano elegiríamos que existan como un seguro teniendo como objetivo un maximin (el único argumento que en toda mi vida me llevo a ser más redistributivo es el de pensar la redistribución como un seguro que sería óptimo tomar si estuvieramos detras del velo). Lo de los sindicatos lo considero sinceramente un poquito una estafa. Y eso que no estamos contando todos los aportes que tiene que hacer el empleador (es cuando lo vemos asi cuando entendemos lo caro que le sale a alguien contratar una persona, ni hablar de la inflexibilidad laboral de este país, pareciera que cuando contratas a alguien te estas condenando a muerte).
Apenas tengamos algo listo lo intentaré hacer llegar lo menos posible. Lo único que les pido a los que se den una vuelta por aca de vez en cuando y que intenten hacer circular la información. El gobierno esta desinformando, seriamente desinformando.
No me queda más que decir, como dije antes, que el sistema tenía sus falencias. Graves. Pero estabamos trabajando (en serio) en mejorarlo. Además, si lo medimos como la cantidad de años que le toma a una persona jubilarse, el sistema era muy muy joven. Ni siquiera había pasado una generación. Era una inversión que fue destruida a la mitad. Y a nadie le gusta que lo hagan salir de una posición antes de tiempo